domingo, 22 de febrero de 2015

LA IMPORTANCIA DE LAS COSAS PEQUEÑAS.



   Parece que poco a poco el tiempo va mejorando. Los trasplantes empiezan (si tienes invernadero frió), se ultima los trabajos en los árboles y se preparan para la llegada de la primavera.  La primavera es esa etapa donde los árboles empiezan de nuevo a crecer y ramificar, antes de esto hacemos trabajos de poda, mantenimiento... pero muchas veces, sobre todo al principio, olvidamos ciertos detalles que sin ser primordiales,  de no hacerlos bien y a tiempo... como poco, nos restaran tiempo en la creación de nuestro árbol...

SOBRE LAS PEQUEÑAS COSAS: HACER UNA BUENA SELECCIÓN DE RAMAS Y A TIEMPO.

 
Lo  más primordial es conocer nuestro árbol,  especie, ritmo de crecimiento,  facilidad para doblar las ramas... Al principio, sobre todo si se empieza con plantas de vivero, los trabajos a lo largo del año nos parecen pocos y espaciados. Según pasan los años y si realizamos bien los trabajos la planta gana en complejidad y también,  el tiempo que necesitamos para hacer las tareas precisas.
 
 
Una rama alambrada y que se olvida provoca esto... una rama herida. Eso en el mejor de los casos, en el peor muere.
 
 
Durante todo el proceso de diseño es importante la elección de las ramas que conformaran el diseño. En este primer paso, estructura básica, nos interesan ramas bien posicionadas. En el caso de este espino, tenemos presente que si no elegimos las ramas correctas y alambramos las elegidas... crecerán rectas y gruesas imposibilitando su utilización. En este caso específico las ramas del espino se tienen que alambrar cuando son jóvenes, según engrosan ( y lo hacen rápidamente) corremos el riesgo de romperlas. Así, un trabajo que podría comenzar en un año, tiene que esperar al siguiente, siempre y cuando crezcan nuevas ramas en sitios apropiados.
 
Esta es una de las razones por las que aconsejan tener pocas especies. Más vale conocer muy bien unas cuantas especies, que tener muchas y no saber demasiado sobre ellas.
Pensamos que al principio poco se puede hacer con nuestras plantas, pero aunque tengan poco que hacer... es necesario tener las ideas claras y saber cual será su diseño. Una planta distribuye su fuerza y crecimiento entre todas sus ramas. En el caso de los Juníperos, muchas veces utilizamos una sola rama o dos para hacer la estructura básica. Cada año que perdemos, la fuerza se distribuye por toda la planta... Cuando realizamos una primera poda de formación, centramos la fuerza de crecimiento, en la estructura que nos interesa. Es por ello importante, en cuanto se pueda, realizar una poda de estructura para centrar el crecimiento.
 
 
 


SOBRE LAS PEQUEÑAS COSAS: CUANDO NO CONTROLAMOS EL CRECIMIENTO.
 
 
  Pasa los años y aprendemos a realizar los trabajos a tiempo y cuando la planta los necesita. Poco a poco deja de ser una planta y se transforma en un prebonsái. Eso implica que la estructura básica ya la tenemos creada, también tenemos una estructura primaria de ramas e inclusa una secundaria. Todo esto provoca que los crecimientos en la planta no se desperdicien, nos ayudan a ganar grosor y conicidad en el tronco, los crecimientos en las ramas primarias, ayudan a crear las secundarias y estas a su vez, terciarias y todo esto nos mejora la conicidad...
 
 
Dejamos pasar demasiado tiempo y al final la estructura del prebonsái, puede acabar así. ¿Cual es el problema?, Según nuestro prebonsái se va desarrollando, necesita que los periodos de crecimiento se acorten. Cosa que se logra con podas de ramas no útiles al principio y según su desarrollo es mayor, con pinzados para equilibrar su crecimiento.  Los pinzados son trabajos muy importantes que nos ayudaran al control del crecimiento y lo que es más importante... a regular el vigor de las diferentes partes del árbol. ¿Pero cual es el peligro de no hacerlos?, pues como siempre más perdida de tiempo en el diseño y creación de nuestro bonsái. Según el árbol madura para bien o para mal ( independientemente de lo que hagamos con el árbol, este envejece), estos trabajos implican, de no hacerlos, más riesgos:
  • De no controlar el vigor, podemos debilitar unas partes frente a otras. Más vigor en las zonas cercanas al ápice y menos en las inferiores. Esto nos puede hacer perder la conicidad en las ramas, e incluso engordar más las ramas superiores que las inferiores.
  • Un crecimiento no controlado de las ramas, provoca un alargamiento excesivo de las ramas. Esto implica que las ramas secundarias y terciarias se van al final de la rama, secándose las más cercanas al tronco. En árboles jóvenes esto se soluciona con poda y retrobrotación. Pero dependiendo de la especie y según el árbol envejece... esto se hace más difícil e incluso imposible.
   Como se ve, es importante controlar el crecimiento no solo al principio, también cuando el árbol esta en formación y sobre todo, cuando ya esta formado. A medida que nuestro árbol evoluciona y mejora... cobran más importancia la realización de estos trabajos..
 
 

 SOBRE LAS PEQUEÑAS COSAS: LAS HERIDAS POR PODA.

 
Puede que los dos puntos anteriores muchos los tengan presente, pero esto... el 90% de nosotros lo olvidamos.Hacemos heridas al podar, cortar, hacer Jines, huros, sharis, para hacer un estilo escoba... por mil razones. Y casi siempre se dice lo mismo, bueno más adelante nos encargamos de ese bulto que quedo donde pode...
 
 
Esto es como todo, no es un trabajo fundamental pero nos interesa hacerlo a la par que el resto:
  • Una herida  mal cerrada crea un antiestético bulto que afea el tronco.
  • Esto obliga a reabrir la herida y limpiar los bordes y la madera muerta.
  • Si lo hacemos bien al principio, ganamos tiempo y podemos evitar infecciones.
 
Incluso heridas como estas, por poda de formación, si se hacen mal... afectaran al crecimiento de las ramas (flechas verdes) fundamentales para el desarrollo de las estructura.
 
   Como veis son pequeñas cosas, que en principio no afectan mucho...pero que en realidad pueden marcar el camino de nuestro futuro bonsái. A fin de cuentas, cuando vemos un árbol... lo que más nos llama la atención son los pequeños detalles...



2 comentarios:

  1. Magnífico artículo Fran y como dices solo se aprende con el tiempo. Un saludo

    ResponderEliminar