domingo, 26 de octubre de 2014

AMUEBLANDO LA CABEZA.



 En Español, cuando decimos las expresiones "una persona con la cabeza bien amueblada" o  "amueblar bien la cabeza" nos referimos a alguien que tiene las ideas muy claras. Y de eso se trata con este futuro Literati, "amueblarle la cabeza" o dejarle la estructura del verde definida, solo la estructura primaria y algo de la secundaria.



   En un año se ha desarrollado suficiente verde para ir definiendo la copa. Una cosa tiene que quedar clara, no es lo mismo este Junípero de vivero que un Yamadori. Una planta de vivero, por decirlo así, esta acostumbrada a una vida donde se le da toda el agua y nutrientes que necesita, esto provoca en ella un crecimiento anual mayor que el que tendremos con yamadoris. Un Yamadori dependiendo de como sea el año de húmedo o seco y la cantidad de nutrientes que pueda asimilar, tendrá un crecimiento mayor o menor, pero siempre muy inferior al de una planta de vivero ( en coníferas).

 
Como este árbol se esta formando de una única rama, intentamos que las partes más gruesas de la estructura formen la parte inferior y las ramas más finas el ápice. Esto nos sirve para darle sentido a la estructura y credibilidad.
Estos son los enlaces de los dos primeros trabajos.
 
 
 
Pues empezamos alambrando las ramas principales, que son pocas y más o menos definidas. Las vamos colocando en su emplazamiento.
 
 
Aunque este árbol será un Literati, se le dejará más verde y ramas de las que necesita. Son árboles que tienen poco verde y que yo deje un poco más, me garantiza ramas de sustitución. Ahora no es el momento de que este bonito, ni de que parezca un Literati, es momento de que tenga un buen desarrollo.
 
Alambramos lo que serán las ramas secundarias, más no podemos hacer pues aunque es la parte baja, solo desarrollo ramificación primaria y secundaria, en lo que será el ápice la ramificación secundaria es aún muy joven.
 
 
La diferencia es evidente, así pues solo se hace un alambrado para definir la estructura básica. Esto es la ramificación primaria y la secundaría, el esqueleto ya lo definimos la última vez.
 
 
Ahora es el momento de seleccionar que brotes nos interesan y cuales no. Es muy común que al principio, todos nos parezcan buenos y no queramos quitar ninguno.Si hiciéramos esto, al final la estructura del verde sería muy sobrecargada y el propio árbol secaría los que el considera que no son necesarios y no tiene porque coincidir con nuestro diseño...
 
 
La ventaja de las coníferas frente a otros árboles es que, dentro de un orden, nos permiten modelar las ramas para acortar su longitud y de esa manera acercar el verde a donde queremos. Por este motivo, podemos dejar solo los brotes de la rama que formaran su ápice, sea este el original o el elegido por nosotros.
 
 
Aunque en principio, pueda parecer que las ramas secundarias son largas y con poco verde, esto nos permite posicionarlas donde nos interesa y para igualar.... modelamos la rama ( damos movimiento).
 
 
La idea es formar capas o balcones, la segunda capa empieza donde termina la primera ( de adelante hacia atrás) y la tercera donde termina la segunda. Cada balcón suele tener entre 2 o 3 alturas, dependiendo del estilo y densificación que se le quiera dar y va de más ancho ( primera capa) a menos ancho ( última capa).
 
 
Alambramos las ramas que conformaran la parte superior y ápice, siempre intentando que las ramas sean de mayor a menor tamaño (ápice). No hemos terminado con la parte inferior, según avancemos en el modelado, se retocara el conjunto general. Para hacernos una idea, tenemos que ver como progresa el diseño.
 
 
Este es el lado izquierdo y según avanzamos, vemos como van quedando las distintas capas, no podemos alambrar y diseñar la estructura solo viendo el frente, tenemos que comprobar que pasa en cada uno de los lados del árbol, para que la estructura tenga sentido en todos ellos.
 
 
La trasera.
 
 
Colocamos alguna rama hacia la parte trasera, para ganar volumen y una hacia la derecha, esta rama me parecía innecesaria en este tipo de diseños. Pero observando a compañeros y distintos árboles veo que para que la copa quede bien y sea coherente necesita de esta rama, que parece ir en contra de las demás. No es una rama muy grande ni suele tener mucho volumen, pero marca al resto de la copa.
 
 
Aquí apreciamos claramente el menor desarrollo de la parte superior, esto puede parecer un  problema, pero es una ventaja. Esto sucede por ser una sola rama y tener un desarrollo que sigue todavía las directrices de cuando la tenía como árbol. Pero ahora tengo un Prebonsái, que gracias a esto, tiene un mayor desarrollo ( y grosor ) en las ramas inferiores y menor en las superiores. Ahora tengo que mantener este equilibrio de crecimiento y lograre una ramificación muy creíble.
 
 
El trabajo que toca con este árbol va acabando ( por el momento), el diseño no es todo lo compacto que debería, pero esto es así para que entre bien el sol y el aire y fomentar la maduración y crecimiento de nuevos brotes.
 
 
FRENTE
 

 
TRASERA
 
 
LADO IZQUIERDO
 
 
LADO DERECHO
 
 
 

2 comentarios:

  1. hola Francisco, tengo delante el libro de Dan Barton abierto por la pag. 45 y, si puedes échale un vistazo. Lo que comentas al final del reportaje creo que no está muy conseguido el tema literati. ya me comentarás si te ha sido de utilidad mi comentario. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucio, al igual que los edificios los arboles los tenemos que hacer de dentro para fuera. Un edifico en sus primeros momentos no refleja lo que será al final, en el mejor de los casos se intuye. Este árbola pasado de ser aárbol a prebonsai y como y tal se le intuye que será un Literti, esto se lo marca el esqueleto, que siesta definido. Con esta entrada se puede decir que hemos terminado el trabajo "basto, fuerte, de modelación...", es a partir del próximo año cuando empezaremos con el trabajo de " refinamiento", en este estado nos pasaremos años.... E incluye desdes el trabajo de madera muerta, definir vena... A el tema más importante definir la ramificación secundaria y terciaria. Nos tocara sustituir brotes, ramas...poco a poco y en esto nos ayudaran las ramas que ahora tenemos de más. Creó que un bonsái tiene que parecer un bonsái cuando esta en las ultimas fases de su formación, si antes de este tiempo queremos que este "bonito" o lo que es lo mismo que parezca que ya es un Literati ( en este caso), lo que haremos en realidad es perder tiempo que podríamos aprovechar en su correcta formación.

      Un saludo.

      Eliminar