sábado, 22 de marzo de 2014

IMAGINANDO UN ARBOL



Mucho ha llovido para llegar a esto...y sobre todo mucho he tenido yo que madurar y aprender...un cúmulo de errores por no saber ver las cosas, ser impaciente y sobre todo por no escuchar.
   Pero para comprender todo esto, veamos al árbol unos años antes.

 


Al principio de empezar en esta afición, me leía las revistas de bonsái e imaginaba, poder aplicar las técnicas que en ellas se describían.

 


Y así decidí aplicar esas técnicas de grandes maestros, en este caso para doblar el tronco principal y lo que logré fue:
  1. Intente doblar el tronco principal, comiéndole parte y doblándolo. Un desastre... el tronco principal quedo doblado con un ángulo de 90º, algo horrible. Solución, Corte el tronco.
  2. Hice con las ramas más bajas 2 Jines en la misma zona pero opuestos, mal.
  3. Después de este desaguisado, solo se salvo una rama.
Con lo que me quedo poco se podía hacer, pero como quería entrenarme... paso un año y esto es lo que logré...
 


   Pero... no es un diseño correcto ni tan siquiera, algo aceptable. Pasaron los meses y se desalambro, se abono bien y llegamos al presente año.

IMAGINANDO UN ÁRBOL:

 



  Un año ha pasado y un buen cultivo ha logrado desarrollar mucho la única rama que tiene, pero solo eso. Si quiero hacer algo tendrá que ser con esta rama. No queda otra que sentarse y escuchar al árbol y mirarlo, observarlo...Al Nebari y al tronco no le veo mucho movimiento...



Lo primero que se me ocurrió fue cambiarle la posición de plantado, así ganaba en movimiento el tronco y lógicamente tengo que eliminar ese trozo de tronco principal... ya me voy aclarando.

 
Con una sola rama para trabajar, está claro que el camino es enrafiar y alambrar. La flecha de la foto nos señala una alcayata  que utilizaré para poner tensores.
 




 Para poner esta alcayata de cabeza redonda, primero realice un pequeño taladro en la zona y después atornillé la alcayata.



Ya tenemos colocado el primer tensor. Es muy importante pensar donde pondremos los dos puntos de anclaje del tensor, pues esto nos dará como resultado una curva más abierta o cerrada, e incluso la eficacia del propio tensor.


 El siguiente paso es la elección de las ramas con las que voy a trabajar. Tengo que estar muy atento, pues tengo que conseguir un nuevo ápice y una estructura de balcones, que le de profundidad al futuro bonsái...

 

 
Ya tenemos las ramas que conformaran el esqueleto. Y empezamos alambrando el futuro ápice.
 
 




Continuamos alambrando y utilizamos un segundo tensor para hacer una nueva curva. También vamos creando la estructura primaria en forma de balcones.


La estructura primaria o esqueleto ya esta definida, incluso se ve un movimiento que nace del Nebari y acompaña a todo el árbol. Para aumenta esta sensación, tengo que trabajar lo que queda del tronco antiguo y modificar los dos Jines bajos.


ROMPIENDO CON SU PASADO:

Tenemos que borrar  los indicios de su pasado, más que otra cosa por estética.

 


La intención es dejar lo menos posible e intentar darle movimiento que acompañe al tronco.


 
Al trabajar el Jin,  damos más movimiento al conjunto general.
 
 

 
 
 Jin terminado, solo nos falta solucionar los 2 Jines bajos.
 
 
 
 
El Jin de la derecha se elimina y el de la izquierda se alambra y se orienta hacia la copa.
Veamos ahora un pequeño vídeo de todo el proceso.
 
video
 
 
Y por último el Antes y Después.

 

 

8 comentarios:

  1. Fran me as dejado mudo!!,de no tener nada a tener algo mas que decente ahora,menudo curro y menudo cambio!!!,muy bueno.
    Ahora a seguir trabajando y dentro de unos años estará espectacular,buen trabajo,me encanta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je muchas gracias Jose, ahora el camino se vuelve mas interesante. Espero que el cultivo mejore el árbol....

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. De los errores se aprende y este pequeño junípero es un ejemplo de lo que has aprendido en estos años. Será un gran árbol, sin duda. Me gusta mucho el nuevo aspecto de tu blog, felicidades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ishi, errores he cometido muchos,y los que me faltan... :-) , pero para mi es una gran satisfacción sacar de esto arboles algo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Lo importante es siempre saber admitir los errores, de no hacerlo no habrá progresión posible. Tú lo has hecho y seguro que conseguirás rescatar del olvido a este junípero para transformarlo en una obra de la que te sentirás orgulloso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Juan un placer como de costumbre leerte. Creo que es necesario cometer errores al principio, lo preocupante es no aprender de ellos... en eso estoy aprendiendo a no cometerlos...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Imaginación es lo que le falta a muchas gentes a la hora de hacer bonsai; en este caso tu si la has tenido .

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Martín, Imaginación mucha.. árboles pocos... :-)

      Un abrazo.

      Eliminar